La historia sucedió en Melbourne. Su protagonista Kyle Rosewarne, un australiano que disfrutaba comiéndose su chocolatina de la marca M&M. Había comido ya tres trozos cuando, en el fondo de la bolsa descubrió una cucaracha muerta.

Kyle tomó una foto de su chocolatina con el cuerpo sin vida de su minúsculo amiguito y la publicó en Facebook diciendo:

“He enviado la foto a M&M Australia para que me llamen por esto, pero no lo han hecho”.

Cucaracha en chocolatina
Foto de la chocolatina  que Kyle subió a Facebook

Un portavoz de Mars Chocolate Australia dijo a Daily Mail que creen que la cucaracha se introdujo en la chocolatina después de haber abierto su envoltorio.

“Inmediatamente nos pusimos en contacto con él para solicitar el producto. También trabajamos con un entomólogo para determinar la especie y el origen del insecto” – Dijo el portavoz.

Tras dicha revisión comunicaron que la cucaracha se introdujo en el envase después de haber sido abierto. El argumento es que esa especie de insecto no habita en la región donde se fabrica su chocolatina. Además sus productos pasan muchos controles antes de ser enviados para su consumo.

El bueno de Kyle les contestó que de ser así, cómo es que la cucaracha ya estaba muerta cuando la encontró.

LVÑ NEWS al pie del cañón

En LVÑ News nos gusta entrar hasta el fondo de la noticia. Está claro que el bueno de Kyle se llevó una desagradable sorpresa al encontrar el bichito en su chocolatina, pero nosotros hemos pensado en la otra cara de la moneda, en lo que sucedió en otro lugar del mundo en ese mismo momento.
Cucaracha en chocolatina