Cómo una vértebra de Carlos I acabó siendo un salero




Hoy en LVÑ Histórica os traemos una curiosidad real, y nunca mejor dicho, ya que hoy hablaremos de Carlos I, y de cómo una de sus vértebras acabó siendo un salero. Sí, suena un poco raro. Sea leyenda o no, aquí os lo contamos con un poco de historia.

 

Carlos I de Inglaterra
Carlos I de Inglaterra y Escocia

¿Quién fue Carlos I de Inglaterra?

 

La respuesta corta sería que es el tipo de la foto de arriba. La respuesta larga la tenéis aquí.  Pero os vamos a resumir un poco la historia. Carlos I de Inglaterra y de Escocia (1600 –  1649), fue rey de Inglaterra, Escocia e Irlanda, desde el 27 de marzo de 1625 hasta su ejecución en 1649.

 

Como monarca fue déspota debido a su firme creencia de que poseía el derecho divino para gobernar (¿os suena?), comenzó una guerra contra el rey español Felipe IV y tuvo continuos enfrentamientos con el parlamento inglés  y con el pueblo.

 

Todo eso está muy bien, pero esto no es una clase de historia, seguramente no os importe quien fue Carlos I, y queréis saber que es eso que pone en el titular de la vértebra que se usó como salero. 

 







¿Cómo una vértebra suya se convirtió en salero?

 

Pues tras coserle la cabeza de nuevo, fue enterrado en la tumba de Enrique VIII, en el Castillo de Windsor. Fue un siglo después cuando el rey Jorge IV, tras conocerse que había varios ataúdes en la misma tumba, y posiblemente uno de ellos con los restos de Carlos I, quiso abrirla para comprobarlo. 

 

Y aquí viene el misterio, ya que por motivos no muy claros todavía, cuando se enterró de nuevo el ataúd quedaron fuera un diente, un mechón de barba y una mitad de la cuarta vértebra cervical. Dichos restos pasaron a ser propiedad del médico Sir Henry Halford, allí presente, y al que algunos acusan de haber sustraído los restos a propósito. El caso es que en su foto, que podéis ver aquí debajo, parece que hay una vértebra sobre la mesa, o tal vez sea paranoia mía, no lo sé.

 

Sir Henry Haldford
Sir Henry Halford

El destino de aquellos restos se mezcla entre realidad y leyenda, y ésta cuenta que el médico los colocó en una urna con la inscripción“… vea el mismo cuello del rey Carlos I, desgraciadamente cortado por hierro (una espada) 1648 y además la barba real” para presumir en las cenas delante de sus colegas, y que además usó la vértebra como salero.

 

Verdad o no, nunca lo sabremos. El caso es que una vez que murió Sir Henry Halford, los restos fueron devueltos a la familia real en 1888.




Cómo una vértebra de Carlos I acabó siendo un salero
4.4 (88%) 5 votes