Cómo cambian las cosas, y si no que se lo digan al fósforo. De un día para otro ha pasado de ser un nutriente a ser un contaminante global. Por todo el mundo los ecosistemas acuáticos cercanos a grandes ciudades presentan valores muy altos de fósforo. Esto altera el funcionamiento de los ecosistemas, dificulta la conservación y reduce la calidad del agua, según un estudio en el que ha colaborado el Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales.

El fosforo ha pasado de nutriente a contaminante global

Con el vertido continuo de detergentes, pesticidas, fertilizantes y aguas residuales urbanas e industriales en muchas cuencas fluviales del mundo estamos añadiendo cantidades desorbitadas de fósforo, que se está acumulando mucho más rápidamente que el nitrógeno. Así, el fósforo ha pasado de ser un nutriente deseable a ser un contaminante en las regiones urbanas más densamente pobladas y en las áreas con agricultura intensiva.

Si os interesa el tema aquí tenéis un amplio artículo.

 

LVÑ News, siempre al pie del cañón, ha sido testigo del momento en que el resto de elementos químicos reaccionaban ante el Fósforo: