Wallace Berg, que así se llama el amante de las plantas, es un ciudadano estadounidense de 81 años, que cansado de que sus amantes le dejasen plantado, decidió revertir la situación y plantarlas él a ellas. Esto sucedió en Connecticut, donde el bueno de Wallace fue sorprendido en pleno acto amatorio con uno de los arbustos de su jardín por un vecino. Wallace, al ser sorprendido se cubrió con la tapa de la barbacoa y desapareció de la escena, pero ya era tarde. El vecino lo grabó todo y lo envió a la policía, que unas horas más tarde se presentó en la escena y detuvo al protagonista de esta pintoresca historia. LVÑ News ha tenido acceso a las imágenes.

P.D.: Tras pagar 10.000 euros de fianza abandonó la prisión, y pese a haberse quedado más a gusto que un arbusto declaró que no lo volvería a hacer.