Gente adicta al sol, obsesionados con el bronceado hasta puntos extremos, gente con ansiedad por estar morenos, esto es la tanorexia. En estos meses de buen tiempo, es cuando más se agrava esta enfermedad. Un grave problema que, como vemos a continuación, puede dar lugar a situaciones extremas.

P.D.: No confundir con “arrimarse al sol que más calienta”. En este caso tiene que ver más con gente interesada, que con el sol en sí.